SEPTIEMBRE ACTIVO


Seguro ya estuviste viendo como los brotes de árboles y flores están saliendo, y sin duda las tardes tienen más luz. Aprovechando entonces el cambio de estación este mes se viene el 8º desafío del año: el activismo ambiental.


Hace 20 años tuve la suerte de ir Tailandia y entre las mil actividades que hicimos una de ellas fue pasear en elefante. Lamentablemente, en ese momento no tenía la conciencia ambiental que tengo ahora y la idea me pareció genial, pero ahora en retrospectiva no puedo dejar de sentirme cómplice de una red de cautiverio y seguramente maltrato animal que hoy no quisiera fomentar. ¿Cuántas veces actuamos por inercia sin pensarlo demasiado? Porque no hace falta irse al Sudeste Asiático para cometer el mismo error. Se me viene a la mente Mara, la elefanta del zoológico (previa propiedad de un circo de Necochea) que finalmente fue llevada a un santuario en Brasil. Levante la mano quién alguna vez fue al zoológico, quien se sacó una foto con algún animal exótico o quizá compró una tortuga en la veterinaria (lo cual es ilegal, ¿sabían?), y así miles de ejemplos más. Y si no fue tu caso, pero lo viste suceder: ¿alguna vez se te ocurrió cuestionarlo?


El activismo ambiental busca concientizar sobre los problemas ambientales que generan nuestras acciones y defiende los Derechos del Planeta y de quienes habitan en él.


A través de las campañas y acciones colectivas se han logrado cambios a favor del medioambiente. Sin campañas y difusión quienes no vivimos en la proximidades del Paraná quizá no hubiésemos tomado conciencia de la gravedad de los incendios que se generaron este invierno y sus consecuencias (#leydehumedalesya). O a lo mejor no se hubiese protegido la ley mendocina 7722 sobre la protección del agua. Hay muchas razones por las cuales la gente apoya diferentes causas ambientales y también distintos grados de compromiso e intensidad. No siempre sentimos el llamado de ser parte de una protesta o alzar la voz, no se puede forzar, sale de la convicción de cada uno. Entonces este mes no quiero obligarte a volverte activista (¡ni que me hicieses tanto caso!) pero invitarte repensar tu rol como “influencer” en tu entorno, con tus amigos, familia o compañeros de trabajo. Quizá simplemente hablando de las bondades del compost ya estas provocando una reflexión y con ella una posibilidad de cambio. ¿Te animás?

CONTACTO

compasweb@gmail.com

Villa Urquiza, CABA

ARGENTINA

SHOWROOM

con cita previa

Todas las imágenes y contenido son propiedad de Compas                                      Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - 2020